BRAF es un gen que codifica para una proteína implicada en la señalización del receptor del Factor de Crecimiento epidérmico (EGFR) que es importante en la proliferación celular, la angiogénesis, la migración celular, la supervivencia celular y la adhesión celular. En las células normales, esta vía de señalización no se activa a menos que el factor de crecimiento se una a la del receptor del Factor de Crecimiento epidérmico (EGFR). BRAF es activado por mutación, conduce a la división y crecimiento celular incontrolado.

MUTACIONES BRAF EN CANCER COLORECTAL

Las mutaciones BRAF se detectan en aproximadamente en aproximadamente el 10% de los cánceres colorectales y están asociados con un mal pronóstico y la falta de respuesta a la terapia con inhibidores del receptor del factor de crecimiento epidérmico (anti-EGFR). La activación de la mutación más común es V600E y el resultado es 10 veces más actividad BRAF de la normal. Esto se traduce en el fomento del crecimiento descontrolado de las células cancerosas. BRAF V600E constituye aproximadamente el 90% de todas las mutaciones.

TERAPIAS DIRIGIDAS

El gen EGFR está sobre-expresado en cáncer colorectal y los tratamientos anti-EGFR como vectibix (Panitumumab) o Erbitux (Cetuximab) se unen a EGFR e inhiben el crecimiento y la supervivencia de las células expresando EGFR. Competitivamente inhiben la unión de los ligandos de EGFR, que a su vez previene la transducción de la señal llevando a crecimiento celular reducido y apoptosis. El efecto de la mutación BRAF es dejar el producto del gen BRAF permanentemente en la posición de “encendido”. Puede ser observado en el diagrama que BRAF está “downstream” de EGFR, inhibir EGFR va a tener muy poco efecto en tumores en los cuales el crecimiento está siendo propiciado por mutaciones en el gen BRAF.
mutaciones braf y terapia anti-egfr

Nombre (requerido)

E-mail (requerido)

Asunto

Mensaje