work-of-icmp-photo-jasmin-agovic-1

La genética forense se define como el uso de técnicas basadas en la genética para la identificación de los individuos en base al análisis del de su ADN

Fundamentos de la prueba

Una propiedad del ADN es su diversidad, es decir, presenta variaciones en los distintos individuos de la población. Esta característica ofrece la posibilidad de obtener un código genético identificador que permite distinguir de forma precisa a cada individuo de una población (con la excepción de los gemelos idénticos).
Las zonas del ADN que presentan mayor variabilidad entre los individuos de la población son las regiones de ADN repetitivo (no codificante), como por ejemplo los microsatélites o STRs (Short Tandem Repeats). De estas secuencias no se puede deducir si la persona que dona la muestra tiene predisposición a sufrir una enfermedad o presenta una determinada peculiaridad física, no incluye esta información. Sin embargo, sí se puede comprobar una relación de paternidad.

Los STR (short tandem repeat) llamados loci se componen de elementos cortos, secuencias repetitivas 3-7 pares de bases de longitud. Estas repeticiones están distribuidas por todo el genoma humano (figura 1) y son una fuente rica de marcadores altamente polimórficos (altamente variables), que pueden ser detectados utilizando la reacción en cadena de la polimerasa.

Contacto

Nombre (requerido)

E-mail (requerido)

Asunto

Mensaje